YÓSMÖSIS

Junio, 2018

Sala Facultad de Bellas Artes de Málaga

Pasquín y cartel presentación de Yósmösis en la Sala Facultad de Bellas Artes de Málaga

El lenguaje siempre ha ocupado un lugar prominente en el estudio de la mente, para muchos es en las relaciones entre lenguaje y pensamiento donde se encuentra la llave para desentrañar el misterio de la mente misma. Las identidades surgen de la narración del yo, de la manera como nos representamos y somos representados. El lenguaje nos distingue, nos construye y nos comunica. Pero también nos miente y se constituye en distancia a la experiencia.

Tres performances en una

La sesión de performance está dividida en tres partes diferenciadas según los elementos de trabajo con el lenguaje y la esfera conceptual con la que se relacionan:

1. YO MIMÉ CONMIGO

YO MIMÉ CONMIGO establece una hiperexposición del signo identitario como elemento central en la dialéctica de construcción del otro. A la vez que supone una toma de consciencia del propio evento performativo y su evocación existencial del presente.

Foto de Diego Galán
Foto de Diego Galán
Foto de Diego Galán

2. PORQUE YO LO VALGO

PORQUE YO LO VALGO, plantea una incursión en el mundo de la comunicación de masas, desde una perspectiva del lenguaje publicitario como un sistema arbitrario y unidireccional, dirigido a influir en la construcción y conducta del individuo a través de su instrumento más efectivo: el eslógan, esa palabra o frase corta expresiva y fácil de recordar, que a menudo consigue su quintaesencia entrando a formar parte del propio ideario colectivo con el paso del tiempo.

3. ME REBELO, LUEGO SOMOS

ME REBELO, LUEGO SOMOS, propone una presentación alegórica del estadio del espejo, una confrontación a la propia imagen de cada individuo, mediante un peculiar recorrido repetitivo por el sistema de pensamiento acerca de los conceptos de lenguaje e identidad.

Foto de Diego Galán
Foto de Diego Galán
Foto de Diego Galán

Foto del boletín informaivo de la UMA
Hoja de Sala (Joaquín Ivars)

Texto de citas leído en Me rebelo, luego somos