MI PROYECTO

Enero, 2015

Intervención y performance

"El hombre es una multitud solitaria de gente, que busca la presencia física de los demás para imaginarse que todos estamos juntos" Carmen Martín Gaite

Datos de Renovación explora los conceptos de multitud y desempleo y la percepción que tiene de ellos el individuo contemporáneo. Es un proyecto de performance e intervención urbana de tres acciones que utilizan la misma metodología; la construcción y destrucción de un texto. Son: Mi Proyecto, Salarios y Paro.

Mi Proyecto

Salarios

Paro

Mi Proyecto

La problemática del desempleo articula esta propuesta artística, que utiliza la construcción de la palabra MI PROYECTO en el hall de la facultad de bellas artes de Málaga. El material que compone el texto son los cientos de carnets de parados de la totalidad de los alumnos de alta en el campus virtual de la facultad. Un carnet de parado para cada alumno.

Mediante este proceso, se pretende poner al descubierto las singularidades de la multitud, frente a la abstracción de la masa. La búsqueda artística discurre a través de la confrontación entre la idea y la representación de la idea, entre la construcción/abstracción y la destrucción/deconstrucción del texto.

La acción

Tras convocar a los alumnos de bellas artes mediante la pegada de carteles de un falso curso de orientación laboral impartido por la U.M.A., construyo el texto MI PROYECTO con los carnés de parados de todos ellos, previamente se han diseñado y plastificado un total de 600 carnés.

Durante la construcción del texto se reproduce en bucle una grabación de sonido donde se alternan teclados de ordenador, impresoras y la lectura pregrabada de las obligaciones legales de los desempleados, también expuestas en el dorso de cada carnet. Una vez finalizada la construcción, abandono el edificio mientras los alumnos comienzan a destruir el texto, al tiempo que van retirando sus carnés y los de sus conocidos.


Diario Sur

Artículo de Mariví Morilla en el diario local de Málaga.

Dos meses después

Después de dos meses aún permanecían en la ventanilla de Recepción de la facultad carnés de alumnos como objetos perdidos. Incluso la policía local llevó a la facultad algunos encontrados en la vía pública.